• Sentidos Comunicaciones

Mayoría de edad…

Por: Catalina Jiménez Combariza- Directora y Fundadora, Sentidos Comunicaciones

Articulo publicado en Forbes


vea el articulo original aquí


A menudo oímos a emprendedores referirse a sus empresas como a “su otra hija o su otro hijo” y es que de alguna manera es así cómo realmente se siente y no puedo estar más de acuerdo.



Agosto es el mes en que mi empresa cumple 18 años y esto me ha hecho pensar en lo que significa alcanzar la mayoría de edad… ¿esto de qué va?, cuando veo a mi hija de tan sólo 7 años cómo va creciendo, las ganas de que el tiempo no pase tan rápido y disfrutar cada etapa es un pensamiento inevitable; sin embargo, cuando hablamos de los emprendimientos, esta sensación se contempla diferente.


A menudo oímos a emprendedores referirse a sus empresas como a “su otra hija o su otro hijo” y es que de alguna manera es así cómo realmente se siente y no puedo estar más de acuerdo.


Hoy, en este espacio me voy a permitir hacerle una carta a mi agencia de Relaciones Públicas, por la que han pasado marcas, personas, aciertos y también algunos fallos; que ahora al cumplir sus primeros 18 años, la miro con orgullo y como su líder puedo reconocer en nuestro camino, el recorrido de otros, con bajadas y subidas, pero sobre todo con compromiso y mucha constancia.


Querida hija mayor, hemos crecido juntas y que aventura ha sido este camino, haber sido tu madre a los 23 años, solo me trajo satisfacciones y claro, también millones de aprendizajes… algunos un tanto dolorosos. Una vez se nos olvidó guardar para los impuestos, ¿lo recuerdas?, planeamos muy poco el futuro y gastamos como dos adolescentes impulsivas; pero al hacernos más grandes, nos dimos cuenta que vivir con las alas abiertas es maravilloso, pero también es importante planear y guardar para los momentos “difíciles”. Salí a trabajar afuera y volví más preparada para ser capaz de guiarte, y de eso estoy muy orgullosa, así como del grupo humano que hemos construido, y donde aprendimos que todo es mejor si se hace en equipo.


A veces tratamos como invitados pasajeros a quienes serían miembros de la familia para siempre, esto nos enseñó a cuidar más las relaciones con cada persona con quien nos cruzamos en el camino. Quisimos correr rápido en algunos momentos y nos caímos, hemos aprendido que un emprendimiento requiere constancia, adaptabilidad y para usar un término de moda, mucha resiliencia.


Los medios de comunicación también han transitado su propio recorrido durante este tiempo, para el año 2004, las versiones online eran una novedad y un lujo que pocos se podían dar; los smartphones no se habían inventado. Así que llegar a este punto, es también valorar positivamente la transformación que ha vivido el sector y el saber que hoy las marcas y sus mensajes tienen la oportunidad de conectarse con sus audiencias de múltiples maneras y bajo diferentes canales. Como nunca antes, el valor del contenido y habilidad para contar las historias había sido tan importante.


Lo mejor está por llegar


Tus 18 años representan un enorme logro y también grandes desafíos. Quisimos hacer muchas cosas solas y por un tiempo estuvo bien, pero el paso del tiempo nos demostró que el trabajo en equipo era más gratificante, exitoso. Hoy, tenemos amigos, colegas y personas cercanas a nuestro alrededor. Algunos llegaron por un tiempo corto; en cambio otros se quedaron y nos transformaron.


Juntas, hemos aprendido: resiliencia, empatía, a ser profesionales, a reinventarnos, sobre comunicaciones y más aún de relaciones públicas. Pasamos de ser un hogar de paso, a ser casa permanente, a ser guía y a cuidar a quienes nos tendieron la mano. ¿Cómo has crecido?, ya no estamos solas, ahora somos parte de algo más grande y yo, aunque siempre presente, también aprovecho para mirarte desde otro lugar, desde aquel que te permite interactuar libremente.


Querida hija: ¡¡felices 18 años… eres una agencia hermosa!! Pero también te aviso que vamos por mucho más, con nuestros colegas, aliados, maravillosas marcas y clientes… todos como un gran equipo. Gracias por exigirnos tanto, por ayudarnos a ser cada día mejores profesionales y relacionistas públicos, ésta es una industria que evoluciona continuamente y que exige cada día la habilidad para interpretar las necesidades de nuestros voceros y saber cómo ayudarlos en su propósito de conectarse con las personas de una forma honesta, atractiva y eficiente.



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo